Blogia
La Tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos.

Energía eólica

Ecologistas en Acción denuncia la información sesgada y tramposa que sobre la energía eólica están trasmitiendo a la sociedad algunas empresas del sector y medios de comunicación (8/11/09).

Ecologistas en Acción denuncia la información sesgada y tramposa que sobre la energía eólica están trasmitiendo a la sociedad algunas empresas del sector y medios de comunicación (8/11/09).

El doble filo de la energía eólica.

Las energías renovables nacieron como alternativa a las energías que utilizan combustibles fósiles, aquellas que tienen fecha de caducidad y cuyas emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera son incompatibles con la intención de revertir el cambio climático. La filosofía primigenia de las energías renovables está basada en una paulatina sustitución de los combustibles fósiles por las energías renovables, que supuestamente no tienen ningún coste de producción, ni daño para el medio ambiente y además son inagotables, en términos de tiempo humano. Este argumento es tan loable y válido que ningún sector de la sociedad puede dudar o negarse a dar un paso adelante tan positivo para nuestra calidad de vida, y para la de los que vengan. De hecho la acogida previa que tuvieron las energías renovables en toda Europa fue unánimemente positiva.

Pero el tiempo ha ido ensuciando la cara limpia de las energías renovables, y nuestros países vecinos, tan europeos y siempre por delante en cuanto a sensibilidad ambiental se refiere, hace tiempo que se han puesto de manifiesto que energías de las llamadas verdes, como la eólica, pueden estar enfocándose equivocadamente (para más información: http://www.epaw.org), por lo que están perdiendo ese valor primigenio con el que nacieron.

Este tipo de aprovechamiento energético ha pasado a convertirse en un negocio más. Objetivo deseado de más de un avezado empresario, que buscando sólo su interés personal, secuestra además el beneplácito y el consentimiento de una sociedad cada vez más concienciada con el medio ambiente y la calidad de vida real, a través de una información sesgada y tramposa. Ser verde, ser ecológico está de moda. Los políticos lo saben. Empresarios y grupos económicos surgidos de yacimientos de negocio totalmente alejados de lo ecológicamente sostenible, han visto en las energías renovables una doble oportunidad: beneficiarse de enormes subvenciones y virar su imagen hacia el color verde. Color verde que con el agua destiñe.

En Francia, Inglaterra o Alemania ya lo saben y las cautelas que se toman ante los nuevos proyectos eólicos van y ven más allá de la mera producción energética a cualquier precio. Estos países consideran muchos más factores que en nuestro caso: daños al paisaje natural y humano (pueblos con arquitectura valiosa), destrucción y fragmentación de hábitats derivados de la infraestructura alrededor de las turbinas eólicas (carreteras y pistas de acceso, líneas de evacuación eléctrica, subestaciones, etc.), o afección a las aves y murciélagos. Además se pone en tela de juicio la eficacia energética de los molinos eólicos y se recomienda dar prioridad a la energía fotovoltaica y geotérmica.

Pero la realidad en España es otra, la sociedad está confundida, cuando no engañada y la energía verde sigue ganando adictos incondicionales incapaces de discernir más allá de energía renovable. Mientras, algunos promotores eólicos crean confusión y tachan de eternos inconformistas a los ecologistas que se oponen a la ubicación de parques eólicos en los lugares más salvajes de la Cordillera Cantábrica.

El caso más espeluznante y que resume la realidad de la energía eólica en nuestro país, es lo que en estos momentos está sucediendo en las montañas leonesas. La provincia de León cuenta con uno de los mayores potenciales ecológicos de este país, consecuencia de su extensísima y compleja superficie a caballo entre dos dominios climáticos y biogeográficos (el atlántico y el mediterráneo) y baja densidad de población. Estos factores son la clave para el mantenimiento de especies en peligro de extinción que necesitan tranquilos y extensos dominios para poder desarrollar su ciclo vital, como el caso del oso pardo “Ursus arctos” y el urogallo cantábrico “Tetrao urogallus cantabricus”. Ambos catalogados bajo el triste epígrafe de “Especies en Peligro de Extinción” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, lo que les confiere el máximo nivel de protección y compromete a las Administraciones a la aplicación de todas las medidas posibles para frenar su extinción y poner todos los medios disponibles para recuperar sus poblaciones. Además, la provincia de León se encuentra entre las regiones exportadoras de energía, de forma que mucho de ese potencial se pierde en el acercamiento de esa energía hacia las comunidades deficitarias de energía (Cantabria, País Vasco, Valencia, Madrid y Cataluña), lugares en los que estas energías llamadas verdes serían mucho más eficientes y sostenibles. León no es un jardín zoológico ni un coto de caza de unos pocos. A través de estos ecosistemas y estas especies devuelve a la sociedad aire limpio, calidad ambiental, agua, información científica, educación y otra serie de bienes medioambientales que se pueden valorar en dinero pero que no se pueden fabricar con dinero.

Actualmente 17 proyectos eólicos, en diferente estado de tramitación y de construcción, están siendo ejecutados en la estribación sur de la cordillera Cantábrica en la provincia de León y las comarcas de Omaña, Cepeda y Bierzo Alto. En estas cumbres y cordales habita el núcleo de urogallos más sureño del mundo. Estos urogallos, diferentes a todos los demás, son únicos porque viven en bosques mediterráneos, mientras que sus hermanos lo hacen en los bosques eurosiberianos del norte y su manera de vivir difiere tanto de la de sus congéneres que ha quedado fijada en unos rasgos genéticos distintivos. Estos urogallos ocupan los bosques más ricos de la cordillera Cantábrica en cuanto a biodiversidad se refiere, por lo que son los urogallos la etiqueta de máxima calidad de estos bosques. Conservando los urogallos conservamos todas las especies que comparten hogar con ellos, es lo que los científicos denominan especie paraguas porque protegiendo esta especie en concreto, conservamos un amplio elenco de otras especies con requerimientos ecológicos menores. Es decir, el urogallo nos facilita las cosas a la hora de mantener la biodiversidad ya que centrándonos en su conservación, mantenemos la máxima biodiversidad de los lugares que habita.

La totalidad de esos 17 proyectos eólicos incumple de una u otra manera la legalidad: bien carecen de alguna licencia (que curiosamente obtienen al día siguiente a la interposición de denuncia por el SEPRONA), bien omiten en sus EsIA (Estudios de Impacto Ambiental) la presencia de estas especies en peligro, ya que esto supondría demasiadas trabas para su ejecución. Pero si grave es omitir en un EsIA la presencia de una especie en peligro de extinción, más grave es que el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León (órgano competente en este caso), emita una DIA (Declaración de Impacto Ambiental) favorable, a sabiendas de la afección que estos proyectos tienen para una especie en peligro de extinción, como el urogallo cantábrico. Entretanto agentes medioambientales, grupos ecologistas y ciudadanos del entorno observan con horror cómo se destruye y se humaniza, con el terrible ruido de la gran maquinaria, un entorno hasta entonces casi intacto.

Este entramado energético-económico-administrativo enreda y desdibuja los límites entre las grandes y las pequeñas empresas eólicas y entre éstas y la propia Junta de Castilla y León y sus altos cargos, “esos que trabajan en pos del bien común”. El caso más apabullante de la complicidad que existe entre empresarios y Junta de Castilla y León queda patente en el proceso penal abierto a un alto responsable del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León por la falsificación de las alegaciones interpuestas a un proyecto eólico. Concretamente por la supresión en ellas de todo párrafo que hacía referencia a la presencia de urogallos…

Indudablemente el buen hacer de los publicistas televisivos nos muestra la cara más amable de este sector energético y nos convence de lo bueno que es comprar energía verde. Pero quizá esas empresas no lo sean tanto como quieren hacernos creer, aunque lo que es seguro es que los ciudadanos tenemos derecho a elegir y a saber lo que ocurre antes de que se encienda la luz tras pulsar el interruptor. Ahora juzguen ustedes mismos cuando vean en televisión lo bueno que es comprar energía verde, pero cuidado, sean precavidos y no se corten con el doble filo de la energía eólica, afilado y aguzado por intereses que nada tienen que ver con ese color. Y recuerden, los empresarios persiguen enriquecerse, lo cual es lícito, pero no a costa de los bienes intangibles de la sociedad.

No quiere esto decir que hay que parar las iniciativas sobre energías renovables, sino que lo que hay que parar son los proyectos aprovechados y arribistas que no cuentan entre sus medidas y gastos con medidas correctoras, limitaciones o cautelas. Disponemos de personal humano suficientemente cualificado para buscar emplazamientos adecuados para los parques eólicos, lugares donde las afecciones al medio sean mínimas y realmente sostenibles. Es necesario poner en práctica responsabilidad y creatividad, y saber cortar en el punto de no retorno.

A Morteira, Asociación para el Estudio y Protección de la Naturaleza “Urz”, Ecologistas en Acción de León, Grupo de Estudio y Defensa de la Montaña Oriental Leonesa (Gedemol), Plataforma para la Defensa de Gistreo, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, Plataforma Filón Verde y Tyto Alba.

Las eólicas apuran 18 nuevos parques para acogerse a las primas actuales. http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=482642

La eólica en León: denuncian la injustificada presión a la que está sometida la energía eólica. http://www.evwind.es/noticias.php?id_not=990

La paralización de nuevos parques eólicos condiciona una inversión de 240 millones. http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=471774.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Posicionamiento de Ecologistas en Acción ante la energía eólica (10/12/06).

Posicionamiento de Ecologistas en Acción ante la energía eólica (10/12/06).

En los últimos siete años se ha producido en el Estado español un espectacular crecimiento del consumo de electricidad, que ha dado lugar a un incremento de la producción de electricidad en el sistema español (peninsular, sistemas insulares y ciudades autónomas), pasando de 196.713 GWh en 1998 a 268.756 GWh en 2005. El aumento de la producción de energía, necesario para satisfacer este incremento de consumo, ha dado lugar a negativas consecuencias ambientales. La mayor parte de electricidad se genera con centrales térmicas convencionales de carbón y fuel, con centrales nucleares y con centrales de gas en ciclo combinado. Esto ha dado lugar a un incremento en la cantidad de residuos nucleares a gestionar y de las emisiones contaminantes a la atmósfera, en particular, al aumento sustancial de las emisiones de CO2, principal agente causante del cambio climático.

Ante esta situación resulta prioritario adoptar medidas para lograr una reducción significativa en el consumo de energía eléctrica, sin perder de vista la necesidad de sustituir con fuentes de energía limpia y renovable a las instalaciones de producción más contaminantes como son las centrales térmicas y nucleares.

La energía eólica es, de las energías limpias de reciente aplicación, la única que hasta ahora se ha generalizado en el Estado español. La energía eólica es una energía que no produce emisiones contaminantes y que debe ser incentivada.

Actualmente la energía eólica se encuentra afianzada y en pleno desarrollo. En enero de 2000 la potencia total eólica instalada era ligeramente superior a los 1.500 MW, mientras que en 2005, según REE, se alcanzó una producción de 20.377 GWh (el 7,6% de la generación bruta total). La energía eólica superó ese año por primera vez en la historia a la energía hidroeléctrica en régimen ordinario. En la revisión del Plan de Energías Renovables de 2005, se prevé ampliar significativamente la instalación de potencia eólica hasta alcanzar los 20.155 MW a finales del año 2010.

A pesar de que el desarrollo de la energía eólica ha tenido errores y deficiencias (casos de especulación y corrupción, solicitudes excesivas e irrealizables, falta de planificación adecuada, etc.) el balance de la implantación de energía eólica en nuestro territorio está siendo positivo y se ha constituido, en una inaceptable ausencia de medidas de control del crecimiento de la demanda de electricidad, en uno de los principales factores de contención de daños ambientales mayores (cambio climático, producción de residuos radiactivos, emisiones ácidas, minería a cielo abierto, etc.).

Aun siendo la eólica una energía limpia, las instalaciones eólicas no son inocuas para el medio ambiente, en particular para el medio natural y el paisaje. En función del emplazamiento y de las características del proyecto, una instalación eólica puede generar significativos impactos ecológicos y también puede ocurrir lo mismo si hay una excesiva concentración de parques en un área ambientalmente sensible.

En el escenario actual de desarrollo de la energía eólica se ha de tener en cuenta la importancia que tiene una adecuada planificación y la adopción de criterios ambientales para decidir el número, la ubicación y el diseño de las instalaciones eólicas que se pueden instalar en un ámbito territorial concreto al objeto de evitar impactos ambientales innecesarios. Por todo lo expuesto, y en la situación actual, podemos afirmar que igual que la construcción de un parque eólico que produzca un impacto considerable sobre el medio natural es inaceptable, también es ambientalmente inadmisible que un parque eólico que no produzca un impacto significativo no se construya, pues ello en sí mismo constituye una gran agresión contra el medio ambiente, por el nivel de emisiones de CO2 y otros contaminantes que ese parque evitaría que se produjesen. La electricidad producida por energías renovables siempre entra en la red eléctrica, por tanto sustituye directamente a la electricidad de origen fósil.

En este sentido y al objeto de hacer compatible el desarrollo eólico y la protección del medio ambiente, todos los grupos y federaciones que componen Ecologistas en Acción acuerdan la siguiente posición ante la energía eólica:

1) Manifestar el apoyo a la eólica como fuente limpia y renovable de energía de bajo impacto ambiental, y a los parques e instalaciones eólicas que cumplan con los requisitos contemplados en este documento.

2) Se asumen en su totalidad los contenidos de la “Propuesta de desarrollo de la energía eólica en España” elaborada por Ecologistas en Acción, considerando como objetivo a corto-medio plazo que, al menos, el 20% de la generación de electricidad sea a partir de la energía eólica.

3) Exigir a todas las administraciones autonómicas la realización de planes regionales de ordenación eólica, en los que se analice desde el punto de vista ambiental la totalidad del territorio, determinando cartográficamente, a escala adecuada, aquellas áreas que por sus valores naturales deberán quedar en cualquier caso excluidas del desarrollo eólico. Dichos planes se someterán a una evaluación ambiental estratégica.

4) En este sentido, deberán excluirse del aprovechamiento eólico aquellas áreas que alberguen valores ambientales especialmente relevantes y que pudieran verse afectados de manera significativamente negativa por el establecimiento de parques eólicos. Al considerar la idoneidad de un parque eólico se tendrán en consideración los valores paisajísticos. Asimismo, deberá evitarse afectar a elementos de interés histórico, cultural o arqueológico que pudieran existir en los emplazamientos de los parques o en sus inmediaciones.

5) La instalación de parques eólicos debe regirse por el principio de no afectar a la pérdida de biodiversidad.

6) Con carácter general, deberán excluirse del aprovechamiento eólico todos los Espacios Naturales Protegidos, áreas críticas de especies en peligro de extinción, y la Red Natura 2000 (Zonas de Especial Protección para las Aves ZEPA, y Lugares de Interés Comunitario LIC), salvo que se demuestre una compatibilidad entre el establecimiento del parque eólico y los valores naturales que éstas áreas albergan. La administración creará un fondo al que vayan a parar parte de los beneficios que el sector energético aporta a los ayuntamientos y propietarios de las fincas donde se ubica la instalación. Éste será destinado a aquellos ayuntamientos a los que no se les permite establecer instalaciones energéticas en su término, por estar dentro, total o parcialmente de los espacios antes mencionados.

7) De acuerdo con lo expuesto en el documento de planificación ya citado, Ecologistas en Acción señala que es prioritaria la repotenciación de parques ya existentes, el aprovechamiento de zonas muy humanizadas (como puertos), y el desarrollo de microparques en zonas industriales. Para conseguir dicho desarrollo se crearán las condiciones económicas necesarias, primando la minimización del impacto sobre la maximización del beneficio o la reducción del coste de la electricidad.

8) Las instalaciones eólicas deberán reducir al mínimo imprescindible la afección superficial, especialmente en lo que se refiere a la apertura de caminos, cuidando su trazado y anchura, y a la superficie ocupada por las plataformas de montaje de los aerogeneradores. Las líneas eléctricas interiores del parque han de ser siempre subterráneas y las de evacuación, cuando no puedan enterrarse, deben apoyarse sobre instalaciones preexistentes en caso de que sea posible y contarán con salvapájaros a lo largo de todo su trazado. Se prohibirá el acceso a todo tipo de vehículos de motor ajenos al mantenimiento del parque eólico por los caminos del parque que no fueran practicables con anterioridad y, en especial, por los de nuevo trazado.

9) Todas las nuevas instalaciones eólicas, con independencia de su potencia, deberán someterse a procedimiento de evaluación de impacto ambiental, incluyendo en la misma las líneas eléctricas de evacuación, los caminos de acceso y demás elementos que formen parte de la instalación eólica. La evaluación de impacto ambiental deberá analizar los impactos acumulativos y sinérgicos cuando esté previsto establecer varios parques eólicos en la misma zona. Además, la administración ambiental inspeccionará las instalaciones en fase de construcción y de funcionamiento para comprobar el correcto cumplimiento de todo lo establecido en la declaración de impacto ambiental.

10) En aquellos parques eólicos existentes que estén produciendo graves daños ambientales, se deberán arbitrar las medidas necesarias para su recuperación ambiental, incluyendo si fuese preciso el desmantelamiento total o parcial del parque eólico.

11) Se realizará un programa continuado de seguimiento y vigilancia ambiental de las instalaciones eólicas, a cargo de las empresas promotoras, con seguimiento y control por parte de las administraciones ambientales, cuyos resultados serán públicos.

12) El desarrollo tecnológico alcanzado en nuestro estado se pondrá a disposición de los países empobrecidos en condiciones justas para facilitar la difusión de las mejores tecnologías disponibles. Se entenderá tal transferencia como parte del pago de la deuda ecológica que nuestro estado tiene con dichos países. Todo ello siempre y cuando se respeten los contenidos del presente documento.

13) La Confederación atenderá con carácter preferente la promoción y fomento de la energía eólica en el ámbito de las instalaciones particulares como modo de promover la implicación activa de los ciudadanos en la lucha contra el cambio climático y el ahorro de energía, y velando por la implicación de las administraciones públicas en el aumento y mejora de las líneas de subvención.

Asamblea Estatal de Ecologistas en Acción, celebrada en Zarautz del 8 al 10 de diciembre de 2006.

Eólicas sí, pero ni así: ¿energía alternativa a otras fuentes para mantener un modelo de despilfarro insostenible?

Eólicas sí, pero ni así: ¿energía alternativa a otras fuentes para mantener un modelo de despilfarro insostenible?


OMAÑA, MONTES DE LEÓN Y EL BIERZO:

  1. Parques eólicos en proyecto (exptes distintos en tramitación) 95.
  2. Aerogeneradores en proyecto + aprobados 2.489.
  3. Expedientes con DIA favorable 22.
  4. Expedientes con DIA desfavorable 1.
  5. Nº total de aerogeneradores aprobados 437.
  6. MW aerogeneradores aprobados 576,45.

Omaña:

  1. Parques eólicos en proyecto (exptes distintos en tramitación) 24.
  2. Aerogeneradores en proyecto + aprobados 722.
  3. Expedientes con DIA favorable 7.
  4. Expedientes con DIA desfavorable 0.
  5. Nº total de aerogeneradores aprobados 164.
  6. MW aerogeneradores aprobados 212,20.

Montes de León:

  1. Parques eólicos en proyecto (exptes distintos en tramitación)34
  2. Aerogeneradores en proyecto + aprobados 736
  3. Expedientes con DIA favorable 4
  4. Expedientes con DIA desfavorable 0
  5. Nº total de aerogeneradores aprobados 188
  6. MW aerogeneradores aprobados 248,80

El Bierzo:

  1. Parques eólicos en proyecto (exptes distintos en tramitación) 57.
  2. Aerogeneradores en proyecto + aprobados 1.472.
  3. Expedientes con DIA favorable 9.
  4. Expedientes con DIA desfavorable 1.
  5. Nº total de aerogeneradores aprobados 209.
  6. MW aerogeneradores aprobados 115,45.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Palacios de Compludo: Fiesta de la Biodiversidad y el Paisaje (30/06/07).

Palacios de Compludo: Fiesta de la Biodiversidad y el Paisaje (30/06/07).

Hoy, 30 de junio, únete a la fiesta solidaria organizada por Tyto Alba, Urz, Ecologistas en Acción y vecinos, que tendrá lugar en Palacios de Compludo. Nuestro objetivo es recaudar fondos que sirvan para afrontar los gastos que conllevan los contenciosos contra la instalación de aerogeneradores en los Montes Aquilianos.

La fiesta empezará sobre las doce del mediodía. Para aquellos que suban por la mañana habrá un pequeño recorrido de senderismo antes de comer. A partir de la 13h 30 habrá servicio de comidas en el bar, pues comenzarán a servir a partir de esa hora. Bollos preñados, empanada de dos o tres clases, empanadillas y pastel de algarrobo, café y rosquillas. Todo ello elaborado con pan "casero" y hecho en horno de leña (ayer probamos y estaba todo de de vicio). Por supuesto abundante vino tintorro y bebidas alcohólicas o refrescos (o todo mezclado).

Tras la comida comenzarán los juegos para los niños. Rana, llave y globos (y también, probablemente carrera de sacos). Y a continuación participarán los mayores: campeonato de Rana y Llave. Para los campeones habrá algún premio. También tienen preparadas casetas nido, tarros de miel y alguna que otra cosa más.

A las seis y media comenzarán a tocar los grupos - en abierto- (algunos sorpresa). Se espera la actuación estelar de "Espontáneo Massai" , "Aira da Pedra" (o parte de sus componentes) y "Flaquito" el hombre orquesta... Por supuesto, todo aquel que quiera tiene a su entera disposición el escenario, así que si aparece alguien con ganas... Esto durará hasta que los músicos se cansen (+ ó - hacia las dos). Para finalizar la actuación estelar de..."Los Ciclones del Becerril". Sobre las ocho prenderemos encender la hoguera "sanjuanera".

Observación astronómica de conjunción de astros (Venus y Saturno) a la hora en que es algunos con cogorza verán ya hasta platillos volantes...

En el bar se servirá comida hasta que se agote, es decir, habrá cena para quien quiera. Entrada la madrugada habrá sopa de ajo calentita. A los que tengan pensado quedar hasta la madrugada les recomiendo llevar ropa de abrigo porque "sopla".
http://agrupacionpicobecerril.blogspot.com/

http://www.tytoalba.es/eolicas.htm


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres