Blogia
La Tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos.

Alegaciones contra los transgénicos en Rebollar

Que en el BOCyL nº 36, de 20 de febrero de 2007 se publicó el anuncio de información pública relativa a la solicitud de liberación voluntaria de organismos modificados genéticamente con fines distintos a los de su comercialización, de los programas de experimentación plurianual (2007 – 2010) en las localidades de “Rebollar de los Oteros”, en el término municipal de “Corbillos de los Oteros” (Léon) Expets.: B/ES/07/16, B/ES/07/17, B/ES/07/21, B/ES/07/22 y B/ES/07/23 y en el término municipal de “Pollos” (Valladolid) Expte.: B/ES/07/21.



Que por el presente escrito viene a formular alegaciones a las citadas solicitudes de liberación de organismos modificados genéticamente, TRANSGÉNICOS, promovidas por “Pioneer Hi-Bred Agro Servicios Spain, S.L. (en adelante PIONEER).

 



ALEGACIONES:


Primera: inobservancia del PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN.


Transcurridos mas de 10 años de aplicación de la manipulación genética a la agricultura, sabemos, -y esto era previsible de acuerdo con las leyes biológicas-, que los cultivos transgénicos tienen un importante impacto en la Naturaleza, directo -por sus características- e indirecto -por el cambio de prácticas agrícolas que conllevan-

Por ello de entrada señalamos que la pretendida liberación de OMG no puede ser autorizada, toda vez que contraviene el PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN que debe regir las decisiones que tomen las autoridades en esta materia.

La aplicación de este principio tal y como aconseja la Organización Mundial de la Salud, está íntimamente ligada a la normativa europea y supone la denegación de la autorización solicitada en tanto en cuanto no se pueda asegurar con absoluta seguridad y garantía, la inocuidad de la liberación de los transgénicos, para el medio ambiente, la salud de las personas y el conjunto de los seres vivos.


Puesto que NO está garantizada, -como veremos a lo largo de estas alegaciones-, esa inocuidad, NO acreditándose la misma, -cuestión que corresponde al solicitante PIONEER -, la liberación no puede ser autorizada.



Segunda: Riesgos del maíz transgénico tolerante al “glufosinato de amonio”, al “glifosato” y a una serie de herbicidas inhibidores de la sinteasa de acetolactato (ALS) tales como las sulfonilureas.



Todas las variedades de maíz que se utilizan en estos experimentos tienen información genética para producir proteínas que hacen a la planta resistente a los mencionados herbicidas, los cuales son intrínsecamente peligrosos, letales para las plantas y algunos animales -como los anfibios- y se les asocia con el desarrollo de cánceres en seres humanos.

  • 2.1 Evaluación y seguimiento inadecuado de estas variedades de maíz y sus híbridos.

En el proceso de evaluación de este maíz se ha aplicado la antigua normativa europea, menos rigurosa en cuanto a requerimientos para valorar los riesgos del maíz transgénico en la salud y en el medio a largo plazo, incluyendo posibles efectos acumulativos y en las generaciones futuras. En sus informes la Agencia de Seguridad Alimentaria Europea (European Food Security Agency, EFSA) señala la presencia accidental de fragmentos de ADN funcionales, incorporados al genoma de la planta en el proceso de manipulación genética. Sin embargo, y a pesar de que la expresión de estos fragmentos en las células del maíz puede dar lugar a la aparición de proteínas alergénicas, a la alteración de funciones de la planta, y a otros efectos hoy desconocidos, la EFSA no ha solicitado más estudios que permitieran descartar posibles efectos negativos, limitándose a quitar importancia a la presencia en el ADN de fragmentos indeseados. En el análisis molecular realizado se detectaron asimismo reordenaciones del ADN insertado, cuyas posibles consecuencias tampoco se han investigado. La EFSA ha descartado también la necesidad de pruebas para demostrar la inocuidad de diferencias significativas reveladas en el análisis toxicológico y de composición del maíz, a pesar de que estas diferencias pueden tener efectos biológicos muy graves1. Por si fuera poco, en la evaluación de riesgos de alergia no se han seguido las directrices establecidas a nivel europeo en marzo 2003, que requieren la realización de pruebas con suero humano, a pesar de que la OCDE afirma que el maíz puede dar lugar a reacciones alergénicas2.

  • 2.2 Efectos nocivos por el aumento del volumen de herbicida utilizado.

Ni que decir tiene, por otra parte, que la principal característica de estas variedades de maíz, su resistencia a los herbicidas (cuyo principal principio activo es el glifosato) , supone un aumento del uso de este tóxico en los cultivos cuya acumulación es inevitable, con los consiguientes riesgos para la salud.

El glifosato y el glufosinato de amonio matan a las plantas inhibiendo la actividad de una enzima fundamental para la síntesis de aminoácidos, y es la causa más frecuente de reclamaciones y casos de envenenamiento en el Reino Unido. Se han registrado alteraciones de numerosas funciones fisiológicas después de una exposición a estos tóxicos a niveles de uso normales. En los estudios realizados se detectó que la exposición al glifosato casi duplicaba el riesgo de aborto espontáneo y que los hijos de quienes trabajan con glifosato y el glufosinato de amonio presentaban un elevado índice de trastornos neurológicos y de comportamiento.

Los cultivos manipulados genéticamente tolerantes a herbicidas, provocan debido al aumento del uso de estos herbicidas un envenenamiento del medio (suelos y aguas) y eliminación de la vegetación que sirve de refugio y de alimento a insectos, aves y multitud de especies silvestres en campos y linderos3. El estudio comparativo más amplio sobre el impacto de este tipo de cultivos realizado hasta la fecha, encargado por el gobierno británico en 1999 y publicado en 2003, llegaba a la conclusión de que los cultivos convencionales albergaban mayor número y variedad de plantas, insectos y otras especies silvestres que los cultivos MG resistentes a herbicidas4. La segunda fase de este trabajo, publicada en 2005, concluía asimismo que la utilización de herbicidas de amplio espectro en cultivos MG tenía un importante impacto en la flora de los campos cultivados y entorno, propiciando una mayor presencia de monocotiledóneas y una considerable disminución de las dicotiledóneas y de semillas que sirven de alimento a multitud de aves, y originando una reducción significativa de la población de abejas (reducida a la mitad) y de mariposas (a las dos terceras partes)5.

En Estados Unidos la introducción de cultivos transgénicos resistentes a los herbicidas a partir de 1996 ha llevado a un aumento de entre el 5 y el 10 por ciento del uso de herbicidas (calculado en términos de ingredientes activos por hectárea), que en 2003 suponía un incremento total de 62 millones de kilos6.

En Argentina la cantidad de herbicida empleada en los cultivos GM se estima que es el doble de la aplicada en agricultura convencional7.

El aumento en la utilización de herbicidas asociado a los cultivos transgénicos puede afectar a especies que realizan importantes funciones en la conservación de un suelo fértil. Se sabe, por ejemplo, que el Roundup (Rodea, Accord, Kleen-Up, etc...) inducen cambios en la comunidad microbiana de los suelos, pudiendo inhibir la asimilación de fósforo por las plantas e incrementar la vulnerabilidad de un cultivo a determinadas enfermedades. En Argentina la utilización de grandes cantidades de glifosato y/o similares está afectando ya el equilibrio natural y la vida microbiana del suelo, originando problemas en la descomposición de la materia orgánica, y amenaza la biodiversidad y el futuro productivo de extensas comarcas8.

La contaminación de las aguas por estos herbicidas es asimismo extraordinariamente letal para los anfibios, según un trabajo de investigación que ha revelado una disminución de la diversidad de anfibios del 70% y una reducción del número total de renacuajos del 86% en charcas contaminadas 9. Su utilización cerca de cauces fluviales está prohibida en algunos países debido al envenenamiento de la avifauna y otras especies animales que beben de estas aguas.

Debemos considerar también que uno de los problemas del control de malezas y plagas basado en la aplicación masiva de un herbicida, es la aparición de poblaciones resistentes10. que anulan la eficacia del veneno. A lo largo de las últimas décadas muchas especies se han hecho resistentes a tantos plaguicidas que su control resulta hoy prácticamente imposible. En Estados Unidos el coste económico de las aplicaciones adicionales de insecticidas debido a la aparición de plagas resistentes se calcula que asciende a más de 122 millones de dólares anuales

En la actualidad existen más de 200 malas hierbas que han adquirido resistencia a los herbicidas, coincidiendo los expertos en que la aplicación a gran escala de un mismo herbicida en los cultivos MG favorece de forma alarmante la generación de nuevas resistencias. De hecho, los cultivos transgénicos han generado ya numerosos problemas de aparición demalas hierbas resistentes, que están aumentando su capacidad invasora y su persistencia en algunas regiones agrícolas11. En Canadá, la polinización cruzada entre tres variedades (dos de ellas transgénicas y una con resistencia natural) ha provocado la aparición de colza resistente a tres herbicidas distintos, muy difícil de erradicar de los campos y que supone considerables problemas cuando un agricultor pretende hacer una rotación de cultivo12.

En definitiva, podemos afirmar que la evaluación de riesgos que hace PIONEER es sesgada y se basa en la presunción de que si no hay evidencia de riesgos es que estos no existen; cuando el problema de los transgénicos es precisamente que difícilmente pueden verificarse los peligros, cuando no se investigan. Hasta que estos efectos estén debidamente estudiados no debería permitirse su cultivo.



Tercera: Riesgos del maíz transgénico Bt (que produce la toxina de la bacteria “Bacillus Thuringiensis”)



Todas las variedades que se utilizan en estos experimentos son Bt.

En cuanto a los eventos utilizados en los experimentos que nos ocupan, y los distintos cruces entre ellos, cabe resaltar lo siguiente:

Varios países europeos (Alemania, Austria, Grecia, Hungría y Polonia) han prohibido recientemente el cultivo de variedades como estas, inscritas en el Catálogo Europeo en 2004, mientras en España la superficie cultivada de maíz transgénico sigue en aumento y ya supone el 12% del maíz cultivado a nivel nacional.

  • 3.1 Evaluación y seguimiento inadecuado de esta línea de maíz y sus derivados

Los eventos que se van a experimentar fueron autorizados por la Unión Europea de acuerdo con la antigua normativa sobre liberación de organismos modificados genéticamente (OMG), Directiva 90/220/EEC, considerada inadecuada para la evaluación de estos productos y cuya modificación dio lugar a la moratoria europea sobre liberación de OMG. Esta Directiva ha sido sustituida por la 2001/18, más rigurosa y que exige una evaluación a largo plazo de las repercusiones de los transgénicos. El análisis de riesgo no incluyó por tanto aspectos fundamentales, como sus efectos a largo plazo sobre la salud humana y/o animal o los impactos indirectos o diferidos sobre el medio ambiente, exigidos en el Anexo II de la Directiva 2001/18/CE.

Por otra parte, una de las objeciones a la autorización por la UE fue la falta de información sobre la caracterización molecular de dichos eventos. Estudios posteriores sugieren que el ADN del maíz ha sufrido reordenaciones y/o delecciones a raíz de la transformación. Este maíz ha sido transformado mediante la técnica de bombardeo de partículas de ADN, cuyos resultados se consideran especialmente inexactos y problemáticos13. Varios estudios han señalado la existencia de reordenaciones genómicas y supresión de ADN en las variedades derivadas de este evento, que indican una inestabilidad genética significativa14.

En lo que respecta al plan de seguimiento, el único disponible a nivel europeo es el propuesto por las empresas al solicitar el permiso de comercialización. Planes que no han sido actualizados desde entonces, ni siquiera cuando la Comisión Europea decidió inscribir 17 variedades de maíz MON810 en el Catálogo Común de Variedades. En consecuencia, el plan de seguimiento no incluye ninguna de las preocupantes cuestiones científicas planteadas desde su aprobación en 1998, y que según la nueva directiva 2001/18/EC deben ser tenidas en consideración, incluyendo la estructura del genoma después de la integración de un gen extraño, los riesgos para organismos no-objetivo, los cambios en las rutas metabólicas secundarias de las plantas y la excreción y acumulación edáfica de la toxina Bt.

Es importante señalar asimismo que el Plan de Seguimiento previsto en la orden de 28 de julio 2005 no cuenta con una fecha obligada de entrada en vigor, sino que los requisitos que debe cumplir según dicha orden son totalmente insuficientes: no se exige seguimiento alguno de los efectos sobre la salud y el único aspecto ambiental contemplado son los “efectos sobre la entomofauna y microorganismos del suelo en las parcelas cultivadas con estas variedades.

Varios países de la Unión Europea, en particular Austria y Hungría, argumentan que las medidas de protección nacionales que prohiben el cultivo de variedades de maíz MG se deben mantener por lo menos hasta que se disponga de una evaluación de riesgos completa y un plan de seguimiento exhaustivo, de acuerdo con los requisitos de la Directiv 2001/18/CE.

  • 3.2 Aparición de resistencia en insectos y nuevas plagas

  • En España están apareciendo ya resistencias al Bt en el taladro, según las conclusiones de un estudio sobre control de taladro con maíz MG llevado a cabo por el ITG-A en Navarra durante 1998, 1999 y 200015. La proliferación de insectos resistentes al Bt no sólo inutilizaría un valioso plaguicida utilizado en agricultura biológica, ocasionando gravísimos perjuicios a los agricultores ecológicos y convencionales, sino que pudiera tener unas repercusiones difíciles de prever -y potencialmente muy graves- en los ecosistemas, ya que desconocemos el papel jugado por el Bacillus thuringiensis en los ciclos y equilibrios biológicos de la naturaleza, particularmente en los suelos.

Por otra parte, se ha señalado que la manipulación genética puede provocar alteraciones en los compuestos volátiles o en otro tipo de compuestos producidos por una planta transgénica, que pueden atraer o favorecer la proliferación de otros insectos dañinos para los cultivos16.

  • 3.3 Amenazas para la salud humana

Dado que la Directiva 90/220 no requería una evaluación del impacto y la estabilidad a largo plazo de los OMG, los riesgos de alergias o de otros posibles problemas para la salud asociados a las variedades insecticidas Bt no han sido estudiados adecuadamente antes de su autorización, ni se ha hecho un seguimiento riguroso de sus efectos, por lo cual su cultivo supone someter a la población a un peligroso e involuntario experimento a gran escala.

Según la Comisión Europea, la inserción de ADN extraño en una posición no deseada dentro del genoma, o de múltiples segmentos genéticos con reordenaciones, puede potenciar o silenciar ciertos procesos de producción de proteínas y provocar cambios de composición o la aparición de compuestos potencialmente tóxicos en los alimentos, con riesgo para la salud humana17. La inestabilidad genética de las variedades MG puede dar lugar a efectos imprevistos, con efectos potencialmente dañinos 18.

Además, estos eventos y sus derivados utilizan el mismo promotor: material genético del virus del mosaico de la coliflor; la seguridad de este promotor (el más utilizado en ingeniería genética) ha sido también cuestionada en diversas publicaciones científicas, que señalan que su inestabilidad y características estructurales aumentan el riesgo de que se incorpore a otro material genético (recombinándose y reactivando virus dormidos, por ejemplo) dando lugar a nuevos patógenos mas virulentos y con gran capacidad de infección.

Por otra parte las variedades de maíz insecticida cultivadas en España desde 1998 hasta 2005 llevaban un gen de resistencia a la amplicina. Los marcadores antibióticos se han usado profusamente y aunque las empresas dicen haberlos sustituido, - debido a la alarma social producida por la aparición de resistencias a antibióticos valiosos en la lucha contra enfermedades infecciosas-, es probable que se sigan utilizando (por su fácil manipulación y eficacia) introduciendo nuevo material genético inhibidor de la presencia del antibiótico en el ADN de las plantas, ya que hoy por hoy es imposible retirar, del código genético de las células, la información que previamente se introduce, en este caso la del marcador (antibiótico).



Los estudios de toxicidad/alergenicidad realizados con plantas Bt son inadecuados, dado que la mayor parte han sido realizados utilizando la toxina producida de forma natural por el Bacillus thuringiensis, en lugar de la proteína insecticida producida a partir del gen sintético modificado incorporado a las plantas transgénicas19. Las proteínas Bt producidas en los cultivos transgénicos pudieran ser alergénicas, según diversos estudios realizados20. Resultan preocupantes en este sentido las similitudes de la proteina Cry1Ab producida por estas variedades de maíz MG con la proteina Cry9C del maíz StarLink, cuya venta para consumo humano no fue autorizada en EEUU por presentar características potencialmente alergénicas. Un informe del Norwegian Institute for Gene Ecology señala que los problemas de alergias aparecidos en los últimos años en Filipinas en zonas donde se cultivaba maíz transgénico pueden estar relacionados con el cultivo de variedades similares ( MON 810)21.

  • 3.4 Las variedades Bt afectan a insectos beneficiosos

Los riesgos ecológicos del cultivo a gran escala de variedades Bt tampoco han sido evaluados suficientemente. La toxina natural del Bacillus thuringiensis (en concentraciones naturales de su propio desarrollo) afecta únicamente a determinados insectos plaga, pero no es dañina para otras poblaciones de insectos beneficiosos. Sin embargo, se ha constatado que las proteínas insecticidas del maíz Bt ocasionan una mortandad apreciable en especies del género Collembola, importantes para la descomposición de la materia orgánica en los suelos22. Posiblemente esto se deba a que la toxina Bt del maíz transgénico no tiene las mismas propiedades que la proteína en su forma natural. La proteína insecticida producida por la bacteria B. thuringiensis se activa por la acción de una enzima presente en el estómago de ciertas larvas, por lo que es específica, mientras que la producida por las plantas Bt es la forma activa de esta toxina y puede afectar a otras especies además de las consideradas plaga23.

En 1999 investigadores de la Universidad de Cornell descubrieron que el polen del maíz Bt podía afectar a las larvas de la mariposa monarca (Danaus plexippus), especie protegida amenazada, ocasionando una notable mortandad en las larvas alimentadas en el laboratorio con hojas espolvoreadas con polen procedente de maíz Bt24. Una de las conclusiones de este trabajo fue la necesidad de estudios más amplios, poniendo de manifiesto la temeraria ausencia de información sobre el impacto ambiental del cultivo de estas variedades. Posteriormente, un trabajo publicado en 2001 demostraba que las variedades Bt, cultivadas en España hasta el año pasado, tenían una toxicidad muy elevada, afectando a especies de insectos protegidas o beneficiosas25. Las variedades aquí evaluadas no parecen presentar una toxicidad acusada, pero se carece de estudios exhaustivos y rigurosos.

La proteína insecticida Bt puede afectar también a predadores de las plagas. Hay que insistir en que la investigación sobre estas proteínas es insuficiente ya que aún no se han efectuado estudios de larga duración que permitan contrastar resultados. Un equipo del Swiss Federal Research Station for Agroecology and Agriculture, detectó que en determinadas especies enemigas de las plagas, como el crisopo (Chrysoperla carnea), la mortalidad aumentaba notablemente y su desarrollo se retrasaba cuando se alimentaban de gusanos del barrenador del maíz criados en plantas Bt26. Este efecto no había sido detectado en los experimentos realizados por Novartis (ahora Syngenta), al parecer por haberse realizado con larvas de crisopo alimentadas con huevos de insecto espolvoreados con Bt, sin tener en cuenta que las larvas no ingieren los huevos sino que succionan su contenido, no siendo por tanto afectadas por la toxina27. Una reducción de las poblaciones de enemigos naturales del taladro resultaría en mayores problemas de control de plagas y en desequilibrios ecológicos difíciles de prever.

En 2003 un nuevo trabajo sobre poblaciones de artrópodos en cultivos Bt ha demostrado que disminuye la presencia de insectos voladores de varias familias (Lepidóptera, Lonchopteridae, Mycetophilidae Syrphidae y Ceraphronidea) en este tipo de cultivos28.

  • 3.5 Las toxinas Bt activas se acumulan y persisten en los suelos

La producción de toxinas en los cultivos Bt es continua (a lo largo de todo el ciclo), y el insecticida se produce en todas las partes de la planta. Diversos trabajos de investigación han alertado sobre los riesgos de la posible acumulación de estas toxinas insecticidas en el entorno, en particular en los suelos al incorporarse la materia vegetal al suelo tras la cosecha y persistir en determinados tipos de suelo. A diferencia de los preparados insecticidas orgánicos basados en el Bacillus thuringiensis, que se descomponen con los rayos ultravioletas al ser expuestos a la luz, la toxina procedente de los cultivos transgénicos puede acumularse en los suelos, pudiendo permanecer las proteínas insecticidas en estado activo adheridas a partículas del suelo durante periodos relativamente prolongados29.

Se ha podido verificar, además, que el maíz Bt libera proteína insecticida a través de las raíces, permaneciendo las toxinas en estado activo adheridas a partículas de los suelos y afectando a larvas de insectos30.

Se desconoce cómo puede repercutir esta liberación y acumulación de toxinas insecticidas sobre la comunidad de organismos vivos presente en los suelos, su biodiversidad y sus funciones ecológicas. Se ha demostrado, sin embargo, que la incorporación al suelo de los residuos vegetales de cultivos Bt afectan negativamente a las lombrices de tierra, cuyo peso disminuye cuando permanecen de forma prolongada en este medio31. El volumen de insecticida Bt que penetra en los suelos en un cultivo transgénico excede con mucho el existente en la naturaleza (incluso suponiendo el uso puntual de preparaciones Bt para control orgánico de plagas).

La ecología de la comunidad biótica de los suelos y sus interacciones con las plantas son todavía poco conocidas. Apenas conocemos las funciones de muchos de los microorganismos que habitan el sustrato superior de nuestros suelos, pero es sabida la importancia de una presencia equilibrada de poblaciones de determinadas bacterias, hongos, nematodos… para mantener y mejorar la fertilidad de los suelos y la salud y el rendimiento de los cultivos. Esta comunidad viva tiene mayor importancia, si cabe, en climas áridos y en regiones con suelos pobres y de gran fragilidad, como es la mayoría del territorio español. También se desconoce el papel del B. Thuringiensis en los suelos. Los efectos de la acumulación de la toxina Bt, y la posible evolución de resistencias a este insecticida en organismos del suelo pudiera dar lugar a desequilibrios ecológicos importantes, que afectarían gravemente a la fertilidad de los suelos.

  • 3.6 Relativo al riesgo de contaminación genética.

Los campos experimentales que nos ocupan se separarán 200m de otros cultivos de maíz,. Esta separación espacial junto con la barrera de cuatro líneas de maíz convencional que rodeará los ensayos son consideradas por PIONEER medidas de precaución suficientes para evitar la polinización cruzada con otras plantas. En los casos que se describen a continuación, ocurridos en el territorio nacional, se demuestra científicamente lo contrario.

El maíz se fecunda por polinización cruzada32, produciendo grandes cantidades de polen (del orden de varios millones de granos de polen por planta) que se dispersa por el viento y que puede viajar a grandes distancias, lo que hace que las posibilidades de contaminación de otros campos con este cultivo sean considerables. Se han detectado casos de polinización a más de 800 metros de distancia y una mayoría de los estudios realizados coincide en afirmar que no se puede descartar la posibilidad de contaminación a distancias considerables33. Un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente en el que se analizan los datos de los principales trabajos realizados hasta 200234 señala como datos significativos los recogidos en un estudio realizado durante tres años, en el que se comprobaron niveles de hibridación del 13,1% a 25 m., de 1,6% a 200 m. y de 0,2% a 500 m.35; y de un estudio similar en el que se recogen niveles de hibridación de 0,8% a 600 m. y de 0,2% a 800 m36. Más recientemente, los resultados de un estudio británico37, confirman la posibilidad de contaminación relativamente elevada en campos a más de 150m de distancia del cultivo MG38. La contaminación genética de los cultivos, no obstante, no depende únicamente de su cercanía a campos de OMG, sino de múltiples factores como el tamaño y la forma de la parcela, su disposición, los vientos dominantes, el relieve del terreno o la superficie sembrada con cultivos manipulados genéticamente en la zona (por ejemplo, en la comarca).

En diciembre de 2004, el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica tomó muestras de los cultivos de maíz ecológico para detectar una eventual presencia de contaminación genética. El primer caso que se hizo público afectaba a un agricultor ecológico cuya finca está situada en Sariñeña, un pueblo de la provincia de Huesca. Este agricultor, que tiene una explotación de unas 20 hectáreas de hortalizas, legumbres, alfalfa, maíz y trigo, empezó hace unos 17 años a sembrar mazorcas de maíz rojo propias de la zona, y luego, depurando y seleccionando las mejores plantas, logró recuperar una variedad casi desaparecida. A principios del año 2005, el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica le comunicó que el análisis de la muestra de su maíz había dado positivo, con una presencia de material modificado genéticamente que llegaba al 34%, siendo el maíz Bt176 en su mayoría y trazas del maíz MON810 los agentes contaminantes.La contaminación se produjo en 2 hectáreas de maíz de una variedad autóctona roja denominada “embrilla”, en un campo que estaba situado a unos 700 metros de campos de maíz transgénico.

A finales de 2001, el Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra (CPAEN) detectó la presencia de OMG en las cosechas de dos explotaciones ecológicas de maíz. Un análisis más detallado (sobre uno de los maíces) reveló que el agente contaminante era el evento Bt176 presente en la variedad transgénica Compa CB. No se realizó un análisis cuantitativo de las muestras pero en los dos casos, el material transgénico estaba presente en una proporción superior al 0,05%. El Compa CB se cultivaba en Navarra en superficies pequeñas, pero suficientes como para provocar contaminaciones. Se trata claramente de un caso de polinización cruzada.



Cuarta: Riesgos de los residuos procedentes de los ensayos



Dado que los cultivos que se quieren realizar son con fines no comerciales, deben ser destruidos una vez finalizado el periodo de experimentación. La Administración tiene que realizar un plan de seguimiento de esta destrucción para asegurar que no permanecen en el medio ambiente y evitar que se introduzcan dentro de la cadena alimentaria. En ocasiones anteriores en las que se ha autorizado el cultivo de transgénicos, este control no se ha realizado, quedando las cosechas transgénicas abandonadas en el campo.

En los expedientes se contemplan dos posibles métodos de eliminación, el enterramiento y la incineración, no existen informes que aseguren con certeza que estos medios de eliminación no impliquen riesgos. Por ejemplo el enterramiento de la variedad productora de Bt, puede ser nocivo para el ecosistema edáfico dado que este se acumula en todos los tejidos de la planta y al enterrarlo no se destruye la toxina sino que esta permanece al alcance de los organismos del suelo.

Entendemos que sería imprescindible recoger todas las plantas (incluso los restos de raíces y semillas) y destruir el conjunto en un horno que alcance los 1100 grados centígrados, al objeto de evitar la formación de dioxinas y furanos.

Además, los terrenos deberían quedar en barbecho durante al menos 5 años y en ellos hacer un seguimiento de la presencia de información genética del máiz transgénico en las plantas silvestres que vayan creciendo en estos terrénos. Pioneer y el resto de empresas promotoras, vienen dando por seguro que no habrá transferencia de información genética a otras plantas y seres vivos del entorno de los experimentos, aseveración contraria a lo que es la vida en si misma y las leyes biológicas que hasta ahora conocemos. Es lógico que en estos terrenos experimentales la información genética introducida en el maíz pueda estar disponible con mayor facilidad para ser transferida a otros seres vivos.

En aplicación del principio de que “quien contamina paga” -que preconiza el Parlamento Europeo- tanto la eliminación de los residuos como el estudio de seguimiento de las fincas afectadas deberían ser financiados por las empresas promotoras de los experimentos, bajo riguroso control de las autoridades competentes y vigilancia de instituciones científicas y entidades independientes en representación de la sociedad civil (universidades, sindicatos, asociaciones de consumidores, organizaciones ecologistas, etc.).



Quinta: Incumplimiento de la Directiva 18/2001. Inseguridad jurídica e indefensión de la ciudadanía.



La Directiva 18/2001 sobre la liberación intencional al medio ambiente de OMG, reconoce la importancia del conocimiento de la intención de siembra de los campos transgénicos al objeto de prevenir la contaminación de las cosechas no transgénicas y para el seguimiento y control de las repercusiones; De este modo obliga a los Estados Miembros a “crear registro públicos donde se refleje la localización de los OMG liberados [sin o con fines comerciales]” y añade que “dichas localizaciones se deberán notificar a la autoridad competente y se deberán poner en conocimiento del público”.

Por lo tanto constatamos el incumplimiento por parte del solicitante de la normativa reguladora, en cuanto a la determinación de la localización exacta de los ensayos de liberación de los transgénicos.

Entendemos que la norma obliga a identificar el lugar de liberación OMG de manera inequívoca, lo cual es lógico ya que por un lado debe conocerse a los efectos de su control, y por otro para facilitar y propiciar los derechos de los colindantes.

No basta con la indicación de un término municipal, sino que para garantizar los derechos de TODOS, es necesario identificar la situación de la parcela concreta en la que se pretende efectuar la liberación de OMG.

Por lo tanto debería existir un listado público en el que se detallen todas las parcelas cultivadas con OMG que estuviera a disposición del público en general y no sólo de las partes reconocidas como interesadas ya que estamos tratando un tema cuya repercusión en la salud de los ecosistemas y de las personas, es muy amplio.

De este modo se acabaría con la indefensión en la que ahora se encuentran otros agricultores (empezando por los colindantes) los consumidores y la ciudadanía en general, ya que sería posible depurar responsabilidades y exigir indemnizaciones por daños y contaminaciones. A tal efecto convendría exigir a las empresas agroquímicas la contratación de un seguro de responsabilidad civil que cubra los posibles daños que la liberación de OMG llegará a causar.



Por todo lo expuesto,

Convencidos de que si se mantiene el cultivo del maíz transgénico en las condiciones actuales, pronto toda la cadena de producción de alimentos, desde las semillas hasta los productos finales, será contaminada por materiales transgénicos, sin posibilidad de dar marcha atrás, truncando drásticamente el derecho de libre elección de agricultores y consumidores, y atentando contra la soberanía alimentaria de los pueblos del Estado Español.

Apelando a la responsabilidad que emana de su cargo,

SOLICITO:

Que SE DENIEGUEN LAS AUTORIZACIONES de liberación voluntaria de OMG solicitadas, y que se tenga por presentadas en tiempo y forma las presentes alegaciones, que las tome en consideración y nos tenga por parte interesada en el procedimiento administrativo a todos los efectos, con notificación expresa de las resoluciones que se vayan dictando.



1 Greenpeace. “The European Food Safety Authority (EFSA): Failing Consumers and the Environment”. April 2004. http://weblog.greenpeace.org/ge/archives/ESFA.pdf

2 Informe de Amigos de la Tierra Europa. “Questions remaining over Monsanto’s NK maize”. www.foeeurope.org/GMOs/pending/index.htm

3 Watkinson, AR, Freckleton R.P, Robinson RA, Sutherland WJ. 2000. Predictions of biodiversity response to genetically modified herbicide-tolerant crops. Science 289: 1554-57. Citado en Royal Society Canada Op. cit. Capítulo 6. pg. 129

4 English Nature, UK. Press release: GM crop trial results confirm English Nature’s concerns - 16/10/2003.

The Farm Scale Evaluations of spring-sown genetically modified crops - A themed issue from The Royal Society Philosophical Transactions: Biological Sciences - Series B Volume 358 Issue 1439 29 November 2003.

Effects on weed and invertebrate abundance and diversity of herbicide management in genetically modified herbicide-tolerant winter-sown oilseed rape. Proc. R. Soc. B .2005. 272, 463-474.

5 Bohan D.A. et al. 2005. Effects on weed and invertebrate abundance and diversity of herbicide management in genetically modified herbicide-tolerant winter-sown oilseed rape. Proc. R. Soc. B .2005. 272, 463-474.

6 Benbrook C. 2002. Economic and Environmental Impacts of First Generation Genetically Modified Crops: Lessons from the United States. International Institute for Sustainable Development Report. Nov. 2002.

Benbrook, C. M. 2004. Genetically Engineered Crops and Pesticide Use in the United States: The First Nine Years. BioTech InfoNet. Technical Paper Num. 7.

7 Benbrook C. 2002. Economic and Environmental Impacts of First Generation Genetically Modified Crops: Lessons from the United States. International Institute for Sustainable Development Report. Nov. 2002.

8 Joensen L. y Semino S. 2004. OMGs en Argentina ¿a qué precio?. Estudio de Caso del Impacto de la Soja Modificada Genéticamente del Grupo de Reflexión Rural de Argentina, publicado por Econexus y The GAIA Foundation. Octubre 2004.

9 Rick Relyea. 2005. The Impact of Insecticides and Herbicides on the Biodiversity and Productivity of Aquatic Communities. Journal Ecological Applications.

10 Watkinson, AR, Freckleton R.P, Robinson RA, Sutherland WJ. 2000. Predictions of biodiversity response to genetically modified herbicide-tolerant crops. Science 289: 1554-57. Citado en Royal Society Canada Op. cit. Capítulo 6. pg. 129.

11 English Nature, UK. Press release: GM crop trial results confirm English Nature’s concerns - 16/10/2003

12 Bohan D.A. et al. 2005. Effects on weed and invertebrate abundance and diversity of herbicide management in genetically modified herbicide-tolerant winter-sown oilseed rape. Proc. R. Soc. B .2005. 272, 463-474.


13 European Communities “Measures Affecting the Approval and Marketing of Biotech Product (DS291, DS292, DS293)”. First Written Submission by the European Communities. Geneva. 17 May 2004

14 A. Wilson, J. Latham & R. Steinbrecher, “Genome Scrambling –Myth or Reality?”. Econexus Technical Report – October 2004. C. Collonier, G. Berthier, F. Boyer, M-N. Duplan, S. Fernández, N. Kebdani, A. Kobilinsky, Y. Roma Bertheau. “Characterization of commercial GMO inserts: a source of useful material to study fluidity”. Poster courtesy of Pr. Gilles-Eric Seralini. CRII. 2003.

Third Party Submission by Norway to the EU document “Measures Affecting the Approval and Marketing of Biotech Products (DS291, DS292, DS293)”. 2004.

15 Citado en “Al Grano: impacto del maíz transgénico en España”. Informe de Amigos de la Tierra y Greenpeace. Agosto 2003.

16 E. B. Hagvar & S. Aasen. “Posible Effects of Genetically Modified Plants on Insects in the Plant Food Web”. Latvijas Entomologs, 2004, 41: 111-117.

17 European Communities “Measures Affecting the Approval and Marketing of Biotech Products (DS291, DS292, DS293)”. First Written Submission by the European Communities. Geneva. 17 May 2004.

18 A. Wilson, J. Latham & R. Steinbrecher, “Genome Scrambling –Myth or Reality?”. Econexus Technical Report – October 2004.

C. Collonier, G. Berthier, F. Boyer, M-N. Duplan, S. Fernández, N. Kebdani, A. Kobilinsky, Y. Roma Bertheau. “Characterization of commercial GMO inserts: a source of useful material to study fluidity”. Poster courtesy of Pr. Gilles-Eric Seralini. CRII. 2003.

Third Party Submission by Norway to the EU document “Measures Affecting the Approval and Marketing of Biotech Products (DS291, DS292, DS293)”. 2004.

19 J. Cummins. “Bt Toxins in Genetically Modified Crops: Regulation by deceit”. ISIS Press Release. 23.3.2004

20 Third Party Submission by Norway to the EU document “Measures Affecting the Approval and Marketing of Biotech Products (DS291, DS292, DS293)”. 2004.

21 “Maize allergy raises hackle”. New Scientist. Issue 2437. 6 March 2004.

T. Traavik. “The Cartagena Protocol, the Precautionary Principle, “sound science” and “early warnings”. T. Traavik, Norwegian Institute for Gene Ecology, report march 2003.

22 Environmental Protection Agency MRID No. 434635-01. Citado en el informe de Greenpeace “Novartis’ Genetically Engineered Maize. A major threat to the environment and human and animal health”. Greenpeace International, February 1998.

23 B. Tappeser. “The differences between conventional Bacillus thuringiensis strains and transgenic insect resistant plants”. Informe para el Open-ended Working Group on Biosafety, Okt. 13-17, 1997. Montreal, Canadá.

24 J. Losey, L.S. Raynor, y M.E. Carter. “Transgenic Pollen harms Monarch Larvae”. Nature, 339, 214 (1999).

25 A.R.Zangeri, D. McKenna, C.L.Wraight, M. Carroll, P.Ficarello, R. Warner y M.R. Berenbaum, “Effects of exposure to event 176 Bacillus thuringiensis corn pollen on monarch and black swallowtail caterpillars under field conditions”. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, October 9, 2001, Vol. 98, nº 21

26 Angelika Hilbeck et al. “Effects of transgenic Bacillus thuringiensis corn-fed prey on mortality and development time of immature Chrysoperla carnea (Neuropetera: Chrysopidae)”. Environmental Entomology 27: 480-87, 1998.

Angelika Hilbeck et al. “Effects of transgenic Bacillus thuringiensis Cry 1Ab Toxin to the Predator Chrysoperla carnea (Neuroptera: Chrysopidae). Environmental Etimology 27: 1255-1263.

27 F. Koechlin, Informe sobre reunión internacional de entomología en Basel, en Marzo de 1999. No Patents on Life Mail Out 65

28 M.P. Candolfi, K. Brown, C. Grimm, B. Reber & H. Schimidli. “A Faunistic Approach to Assess Potential Side-Effects of Genetically Modified Bt Corn on Non-Target arthropods Under Field Conditions.” Biocontrol Science and Technology, March 2004, vol 14, no. 2, pp. 129-170 (42).

29 H. Tapp y G. Stotzky. “Insecticidal Activity of the Toxins from Bacillus thuringiensis subspecies kurstaki and tenebrionsis adsorbed and Bound on Pure and Soil Clays”. Applied Environmental Microbiology. Mayo 1995. Pgs. 1786-1790.

C. Crecchio y G. Stotzky. “Insecticidal Activity and Biodegradation of the Toxin from Bacillus thuringiensis subs. Kurstaki Bound to Humic Acids from Soil”. Soil Biology and Biochemistry. Vol. 30. No 4, pgs. 463-470, 1998.

C. Zwahlen, A. Hilbeck, P. Gugerii & W. Nentwig.(2003) “Degradation of the Cry1Ab protein within transgenic Bacillus thuringiensis corn tissue in the field”. Molecular Ecology 12 (3). 765-775.

30 D. Saxena, S. Flores, G. Stotzky, “Insecticidal toxin in root exudates from Bt corn”. Nature, Vol 402, December 1999.

31 C. Zzwahlen, A. Hilbeck, R. Howald & W. Nentwig. (2003). “Effects of transgenic Bt corn litter on the aearthworm Lumbricus terrestris”. Molecular Ecology 12 (4). 1077-1086.

32 En la polinización cruzada las flores femeninas de la planta son fecundadas por polen procedente de otras plantas, en el caso del maíz debido al desfase en la maduración entre las flores femeninas y las masculinas de una misma planta.


33 Treu, R. & Emberlin, J. (2000). Pollen dispersal in the crops Maize (Zea mays), Oil seed rape (Brassica napus ssp. Oleifera),Potatoes (Solanum tuberosum), Sugar beet (Beta vulgaris spp) & vulgaris wheat (Triticum aestivum). Edited by Soil Association.

34 K. Eastham & J. Sweet (2002) Genetically modified organisms (GMOs): the significance of gene flow through pollen transfer.European Environment Agency. Environmental issue report nº 28.

35 Jones, M.D. & Brooks, J.S. (1950) Effectiveness of distance and border rows in preventing outcrossing in corn. OklahomaAgricultural Experimental Station. Technical Bulletin Nº. T-38. Notas del autor: Este estudio es considerado por una mayoría deautores como el más completo y exhaustivo disponible.

36 Salamov, A.B. (1940). About isolation in corn. Sel. I. Sem., 3 (Russian translation by Michael Afanisiev in 1949)

37 DEFRA. Department for Environment, Transport and the Regions (2003) “On-farm GMO´s crops monitoring trials” . September 2003.

38 Henry, C., Morgan, D. Weekes, R., Daniels, R. & Boffey, C. (2003) Farm scale evaluations of GM crops: monitoring gene flowfrom GM crops to non-GM equivalent crops in the vicinity. Part I: Forage Maize. Final Report 200. Central Science Laboratory (CSL), Centre for Ecology and Hydrology (CEH) & DEFRA.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

cosme3 -

Hi all!
As we have already mentioned that no manufacturer can take out a patent for a chemical agent. cheap in india
Bye !!
____________________________
[url=http://med.pillsmd.info/penis-enlargement/site_map.html] uk cheap purchase buy[/url] :)

Cildaidehep -

Alcohol And Drug Tokens
atomoxetine online
Strattera is the trade name for the drug atomoxetine.
[url=http://www.searchrockypointrealestate.com/]purchase strattera[/url]
Taking more than prescribed will not have any better effect and overdose can be lethal.
http://www.searchrockypointrealestate.com/ - strattera for sale

playpeJek -

Sorry admin - my post is test
1234
http://123mygoogle123.com
[url=http://123mygoogle123.com]1234[/url]

ujuuffuukffu -

seo созданием, поисковой оптимизацией, продвижением и раскруткой сайтов. Задачи, которые мы решаем это комплексная работа по позиционированию сайта Самые выгодные тарифы на поисковое продвижение - от 1 рубля за посетителя, от 10000 рублей при продвижении сайта по запросам. Уникальные сервисы и инструменты поисковой оптимизации и продвижения сайтов. [url=http://seo-miheeff.ru]SEO[/url] родвижение (раскрутка) веб-сайта осуществляется по трем поисковым системам (Яндекс, Гугль, Рамблер). Портфолио по продвижению сайтов, т.е. продвигаемые мною сайты сейчас или в недалеком прошлом. В разное время, начиная с 2002 года и по настоящее раскрутка сайта http://seo-miheeff.ru Гугль

Falanaego -

[url=http://www.myweightlossfast.com]weight loss fast[/url]

barfdhgh -

[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=461]anima nude[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=1253]britney spears sex video[/url]

borrow money from sep ira
50 cent blood money
arbitrage business easy money

[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=3237]how to have lesbian sex[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=2185]free nude woman[/url]

bernanke inflation printing money
bin laden money

[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=3205]how to change sex[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=221]am i gay[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=948]bigger penis[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=1615]creampie anal[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=86]adult diaper[/url]

anti money laundering asia
bad credit business start up money
1935 pennys worth money

[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=3026]hardcore porno[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=2804]gay videos gratis[/url]

accounting templates for free money receipt
best earn extra money online
50 cent get that money

[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=1992]flick porn[/url]
[url=http://www.publicconversations.org/mails/?free=2275]free sex live webcams[/url]

barfdhgh -

[url=http://www.ahml.info/?free=2223]free porn movies clips[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=1149]boob got mommy[/url]

aromatherapy for money spells
average amount of money transfer
barack obama accepts lobbyist money

[url=http://www.ahml.info/?free=290]amateur pictures[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=3282]huge pussy[/url]

acm money market accounts
ascend money

[url=http://www.ahml.info/?free=903]big tit mature[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=1995]flower girl dress[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=805]beautiful nude women[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=879]big fucking tits[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=1629]cum eating[/url]

1st access hard money loans funding
2007 college football money lines
any money for a phd

[url=http://www.ahml.info/?free=389]anal girls[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=198]all celebrity sex tapes[/url]

banks westlake village exchange foreign money
are ruger 10-22 worth the money
alisha bartender video money talks

[url=http://www.ahml.info/?free=432]anderson hot pamela super[/url]
[url=http://www.ahml.info/?free=1701]devon porn star[/url]
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres